top of page
  • Foto del escritorDavid del Río

"El miedo al cambio: Cómo superar la ansiedad y avanzar"

La vida es un proceso constante de cambios, algunos esperados y otros inesperados, y aunque pueden ser emocionantes, también pueden ser estresantes y provocar ansiedad. Desde mudarse a un nuevo hogar hasta cambiar de trabajo o iniciar una nueva relación, los cambios de la vida pueden desencadenar una respuesta de ansiedad.


La ansiedad puede presentarse en una variedad de circunstancias de cambio en la vida. Algunas de las situaciones más comunes en las que se experimenta ansiedad incluyen:


Cambios en la vida laboral: Esto puede incluir cambiar de trabajo, perder el trabajo, un aumento de responsabilidades en el trabajo, un cambio en el horario de trabajo, entre otros.


Cambios en la vida amorosa: Esto puede incluir iniciar una nueva relación, terminar una relación, una separación, un divorcio, entre otros.


Cambios en la vida académica: Esto puede incluir el inicio o finalización de un programa académico, un cambio en la institución educativa, o un cambio de carrera.


Cambios en la vida familiar: Esto puede incluir el nacimiento de un hijo, la muerte de un ser querido, un cambio de domicilio, entre otros.


Cambios en la vida personal: Esto puede incluir la decisión de realizar un cambio significativo en el estilo de vida, como dejar de fumar o hacer más ejercicio.


Cambios en la salud: Esto puede incluir una enfermedad, una lesión, una cirugía, o una disminución de la salud en general.


Cambios en la vida financiera: Esto puede incluir cambios en la situación económica, una disminución o pérdida de ingresos, una inversión fallida, entre otros.



Cualquier cambio significativo en la vida puede ser desafiante y desencadenar la ansiedad. Es importante recordar que la ansiedad es una respuesta natural ante el cambio, pero con las estrategias adecuadas, puedes reducir su impacto en tu vida diaria.

Es por esto que la ansiedad afecta, no solo en nuestros pensamientos, sino también nuestro cuerpo. Algunas de las señales o síntomas que nos permiten identificarla pueden ser:

  • En el cuerpo: tensión muscular, aumento del ritmo cardiaco y/o respiratorio, incremento en la sudoración, malestar estomacal, mareos e incluso temblores en piernas y brazos.

  • En la mente: inquietud, ideas de huir o de fuga, preocupaciones (desproporcionadas a lo que vivimos), miedo o pánico y pensamientos fatalistas (la idea de que algo malo va a suceder o nos va a suceder).

Aquí hay algunas formas en las que puedes manejar la ansiedad ante los cambios de la vida:

  1. Identifica tus desencadenantes: Identifica qué aspectos del cambio te generan más ansiedad y trabaja en manejarlos de una manera efectiva. Esto puede implicar la búsqueda de apoyo emocional, el establecimiento de un plan de acción o la práctica de la atención plena.

  2. Mantén una perspectiva positiva: En lugar de centrarte en lo que podría salir mal, enfócate en los aspectos positivos del cambio y en las oportunidades que se presentan. Reconoce que los cambios pueden ser una fuente de crecimiento y desarrollo personal.

  3. Prepárate: Si el cambio es algo que puedes preparar con anticipación, hazlo. Investiga sobre el tema, haz una lista de tareas y objetivos a cumplir, y establece un plan de acción. Sentir que tienes el control puede reducir la ansiedad.

  4. Busca apoyo: Habla con amigos y familiares sobre tus sentimientos y preocupaciones. Busca el apoyo emocional de alguien que haya pasado por lo mismo y que pueda ofrecer perspectivas valiosas. Si la ansiedad te está afectando significativamente en tu vida diaria, busca ayuda profesional.

  5. Practica la autocompasión: Acepta que sentir ansiedad ante los cambios de la vida es normal. No te juzgues a ti mismo ni te culpes por sentirte ansioso. Practica la autocompasión y sé amable contigo mismo.

  6. Toma medidas para cuidar tu salud mental: Incluye actividades que te relajen en tu rutina diaria, como la meditación, la yoga o la lectura de un buen libro. Mantener una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente también puede ayudar a reducir la ansiedad.

  7. Reconoce que el cambio es una constante en la vida: Aprende a aceptar que el cambio es inevitable y que forma parte de la vida. Desarrolla habilidades para adaptarte a los cambios y hazlos una oportunidad de crecer y aprender.

La ansiedad ante los cambios de la vida es normal, pero no debes permitir que la ansiedad te controle. Con estas estrategias, puedes llegar a manejar efectivamente la ansiedad y disfrutar de los cambios que la vida te presenta.

6 visualizaciones0 comentarios
bottom of page